“Lasallistas sin fronteras”

La tarea de educar no consiste exclusivamente en transmitir conocimiento, hoy se habla de ayudar a crear y perfeccionar el conocimiento. Transmitir cultura no basta, no es suficiente. Hay que aprender a crearla, y ese es el riesgo y la gran responsabilidad del colegio y de los docentes. Sabemos que no es fácil, pues implica romper esquemas y paradigmas antiguos; en realidad es ampliar nuestras fronteras. Al aprender a crear, extendemos la mirada, alcanzamos y cubrimos el horizonte. ¡Crear! Esa es la salud del espíritu que hace grandes a los pueblos.

En nombre de toda la comunidad educativa lasallista de Cusco les expreso un fraterno agradecimiento por su constante colaboración en la formación integral de nuestros niños y jóvenes, y una cordial bienvenida a este año escolar 2018.

Viva Jesús en nuestros corazones. ¡Por siempre!