ADN LASALLISTA
“Y TÚ, ¿ HACIA DÓNDE MIRAS ?”

 

 

Querida familia lasallista:
El cambio inevitable, que esta pandemia nos ha obligado a aceptar y abrazar, es la preeminencia de la familia en el proceso educativo. Durante los largos meses de cuarentena hemos dependido de adultos en la familia, que aseguren la participación activa y responsable de los estudiantes, especialmente los más pequeños, en la nueva modalidad de educación virtual. Les tocó asumir el rol que siempre hemos afirmado que tienen al decir que la responsabilidad primaria de la educación de los hijos es de los padres. Nuestra filosofía educativa cristiana afirma que nosotros, los educadores profesionales, somos solamente socios, apoderados de la familia, en la empresa de educar a sus hijos, pero que la responsabilidad más importante es de los padres o adultos encargados. Esta filosofía, que sonaba bien al expresarla pero que no se practicaba, fue forzosamente aplicada. ¡Logramos lo que tanto tiempo antes habíamos “predicado” en sesiones y escuelas para padres! Y ahora, es importante no dar marcha atrás.
Este instrumento, la agenda escolar, es una herramienta para fortalecer el seguimiento del desempeño de nuestros estudiantes y establecer un canal de comunicación oportuna entre padres y maestros, que fortalecerá el espíritu de nuestro ADN lasallista.
¡Que este año sea un viaje de reflexión, acción y transformación!
Fraternalmente, en Cristo y María.

Prof. Joel Sosa Espinoza.
Director